™ Manifiesto: Ángeles de Batalla, tema en el tablón de anuncios de Escoles d'Art i Disseny de Catalunya

Anuncios universidad

Tablones de anuncios por facultades en patatabrava.com

Manifiesto: Ángeles de Batalla

Publicado por Ictini el Saturday, 22 de November de 2008

La senda del Ángel de Batalla.

Conceptos Ordinales y Cardinales su existencia.


Sobre el concepto del honor:

Se honrado contigo mismo, no trates de engañar a tu mente. No solo es casi imposible, además te llevará a negar tu propia esencia.
Se sincero y busca la sinceridad en quienes te rodean. A menudo se usan pequeños engaños en la vida para hacer las cosas más simples, menos dolorosas… Evítalas en lo posible, no las uses por trivialidades. Si te ves necesitado de dichas artes de engaño que sea por un fin muchísimo mayor que el daño que causaría el hecho de que te descubrieran. Es mejor el dolor de la verdad que se puede afrontar con valentía, que el dolor de la mentira, que si son descubiertas empañarán tus palabras para el resto de tus días.

No hagas promesas a la ligera, en vano, o sin pensar. Si algo crees que no lo cumplirás, no lo prometas, o atente a lo que te venga. La persona a quien se lo prometes confiará una vez en tu palabra, solo una, así que no traiciones ni tu palabra ni a la persona a quien se la diste, pues una promesa incumplida puede destruir todo aquello que amas y aprecias. Si la hiciste, cúmplelo, aun a riesgo de fracasar estrepitosamente o de perder mucho en ello, pues si prometiste sabiendo bien, a quien prometías, y porque lo hacías, ningún riesgo te parecerá mucho.

Se fiel a tus principios, son las columnas de tu mundo. Si abandonas los principios que te hacen crecer como persona y que hacen que tu mundo crezca alrededor de ti, las columnas de tu mundo cederán y tu te hundirás con el.

Demuestra tu honor a los demás, aquellos que lo aprecien te seguirán, quienes se mofen de tus principios o los rechacen demostrarán ante ti que ellos son pobres de espíritu, pues no los tienen. Ofréceles aprender a valorar lo digno que hay en ellos y en los demás; Si lo rechazan, no malgastes ya tu tiempo, no lo merecerán.

Sobre el concepto de la pasión:

La pasión por la vida es fundamental, sin ella nada puede funcionar correctamente.
Pon pasión en todo aquello que empieces, si inicias las cosas con desgana nunca las llevaras a buen puerto.
Pasión es sentimiento, cualquier sentimiento, de los más leves y dulces a los más oscuros y potentes aprender a controlarlos con la ayuda de Cardinales como la fuerza u Ordinales como el sosiego es primordial para que no se conviertan en una potente fuerza destructora. Tu pasión es un fuego interno, alimentado convenientemente y aprendiendo a manejarlo con cuidado puede ser una fuente de placer, de vida, de estimulo ante la dificultad que te hará sentir intensamente, vivir intensamente, absorber el mundo que te rodea y saborearlo hasta la ultima gota, sin que por ello te consuma.

Demuestra tu pasión a aquellos que respeten y compartan tu honor, si te responden con la misma pasión, vuestras almas y cuerpos tendrán tendencia a unirse en uno solo.


Sobre el concepto de la fuerza:

Existen distintos tipos de fuerza: Fuerza mental, fuerza de voluntad, fuerza de atracción, fuerza bruta, fuerza molecular, resistencia física… Son todas formas de fuerza muy distintas, complementarias, íntimamente ligadas entre si. Ciertas formas de fuerza son innatas otras se cultivan con los años. La mayor parte de la gente tiene más de una, y muy pocos las tienen todas.

La fuerza no nos fue dada para medirnos o someternos los unos a los otros constantemente, nos fue dada para ser usada por el bien común, cada uno con su propia fuerza, unida a la de los demás, crean entes superiores mucho más fuerte ante una adversidad.

La fuerza no se gana, se adquiere de uno mismo, reside en el interior, para que florezca hay que cultivarla, hacerla crecer. Dirige siempre tu mirada al futuro, la fuerza siempre se encuentra un poco más allá, si andas con paso firme y estimulas tu capacidad, sin darte apenas cuenta, una poderosa fuerza de cuerpo y mente se forjará al recorrer los caminos llenos de espino que la vida te impondrá. Pero si vives mirando al pasado nunca lograrás crecer y avanzar.

Es importante no olvidar nunca que si bien la fuerza debe ser usada con templanza y sosiego para defender y defenderse, en algunas ocasiones es necesario arriesgar para poder sobrevivir. Quien no arriesgue nunca, no alcanzará sus objetivos con plenitud.

Usa tu fuerza para ayudar al débil, levántale, protégele, conviértele en fuerte, pero no le pidas la más mínima recompensa a cambio, ni tan siquiera su lealtad, tan sólo es licito, si el te lo pregunta, sepa quien eres, no más.
Algún día tú podrías sentirte débil. Si le mostraste que en los tiempos de necesidad hay manos amigas que ayudan sin pararse a pensar, es probable que despiertes en él el instinto de hacer lo mismo contigo, en tu hora de dificultad.

Muestra tu fuerza a quien comparta contigo honor y pasión, sumar vuestras fuerzas, a todos los niveles, os convertirá en seres capaces de aquello que individualmente no lograreis tan siquiera soñar.

Sobre el concepto del conocimiento:

Aprender es evolucionar, sobrevivir, estancarse es morir.

Observa con atención todo aquello que te rodea, con serenidad, como sin querer, sin llamar la atención, pero de forma pormenorizada y diligente. En los detalles más exiguos puede esconderse información importante.

Nunca desaproveches la oportunidad de adquirir los conocimientos que te pueda ofrecer alguien más culto o con más mundo que tu.
El conocimiento no nace en los libros, nace en la vida, y es entonces cuando unos pocos lo plasman en los libros. Busca lo que necesitas a tu alrededor, luego en la gente que te rodea, y finalmente matiza respuestas en los grandes libros. Muchas veces la gran ciencia se guarda en las mentes de los más cercanos.

Saber escuchar es un Don. Si solo hablas tu no podrás escuchar el mundo a tu alrededor.

Cuanto más saber acumules, cuantos más temas domines, mayor será tu adaptabilidad al medio, mayor tu poder de juicio, capacidad de decisión, iniciativa, sagacidad, capacidad para pasar inadvertido o camuflarse en ambientes adversos o abiertamente hostiles, haciendo creer a tu rival que eres alguien que no eres. Conocer a tu adversario es fundamental, cuanta más información tienes de él, mayor es su debilidad frente a ti.

El conocimiento es tu aliado, úsalo.

La virtud del sosiego o templanza:

No debes dejar que la agresividad te domine, los impulsos repentinos no suelen ser buenos consejeros a no ser que te halles en medio de una batalla. En tal caso, tus reflejos y el instinto de supervivencia deben primar por encima del pensamiento racional. Pero durante el resto de las situaciones deja que prime el pensamiento racional y mide tus acciones antes de ejecutarlas.

La virtud de la perseverancia:

La perseverancia es un gran aliado del guerrero. Perseverar en aquello que es importante es lícito, y no debe ser tachado de tozudez, más cuando el que persevera cree firmemente que el resultado final puede significar un cambio importante en su vida, o un giro significativo, sea para el o para otra u otras personas.
A menudo en los casos más difíciles, habitualmente aquellos relacionados con el Cardinal de la pasión, se hace difícil mantener el control. El sosiego o templanza pueden jugar un papel fundamental. Ser paciente, no darse por vencido, mantener una actitud positiva y quitar importancia al asunto que preocupa puede dar un respiro para no desesperar y ayudar a renovar las fuerzas. Luchar por algo o alguien que vale la pena a veces es una dura prueba para quien lucha.

La virtud del respeto:

Muéstrate respetuoso con todo aquello que te rodea, en especial con aquello que crece, está vivo y se desarrolla, pues la más diminuta partícula de vida esconde el misterio de la creación.
Incluso el más necio es capaz de destruir… pero devolver a su forma original aquello que ya fue destruido… tan sólo está al alcance de unos pocos.


La virtud de la justicia y la clemencia:

Se recto y justo y clemente a la hora de juzgar a los demás, o no esperes que los demás lo sean contigo.
Ser muy severo en tus decisiones no te hará una persona mas recta y justa, te convertirá un déspota tirano. Ser demasiado laxo en tus decisiones no será clemencia o indulgencia, sino que derivarán antes o después en iniquidad, corrupción y caos.

Juzga actos y gente con la mente y con el corazón. Sin el equilibrio entre los dos nada perdura, dejar que tus decisiones o juicios de valor los haga tan sólo uno de los dos te llevará siempre al error. O demasiado emocional o demasiado racional.

El miedo:

El miedo es un estado de la mente, como tal puede ser dirigido, controlado y finalmente dominado. Si no se ejerce un control sobre el en algunas personas se convierte en una barrera casi física que les impide realizar ciertas actividades en su vida. Se produce un bloqueo en su mente que no les permite dar un solo paso a partir de cierto punto. De igual modo que el miedo puede realizar ese bloqueo en la mente, con el debido entrenamiento se puede conseguir el efecto contrario, que sea la mente la que cree una barrera contra el miedo. Perder el miedo a la vida, a la muerte, y a todo lo que en las dos orillas nos espera da libertad al cuerpo y al alma. Resulta algo difícil describir la sensación, pero sería como descargar una mochila llena de piedras que se ha llevado toda la vida y dejar de tener una sensación de vértigo que durara desde que se tiene uso de razón.

La fe:

Cree en ti. Si no crees en tus posibilidades todo lo demás será en vano.
El fanatismo no lleva a ninguna parte, sea del orden que sea, matar o morir por un ser superior es la salvación del desesperado y el poder del necio. Vivir bajo el yugo de una fe impuesta, con la esperanza de una recompensa en otra vida o por el miedo a un castigo divino, es ser un esclavo del poderoso, que vive del poder que ejerce en la gente que necesita un orden superior al cual aferrarse para poder entender las miserias del mundo.

Cree en ti, cree en tu hermano cree en tu pueblo, ¡Despierta!... Y cambia tu mundo…




Responder a Manifiesto: Ángeles de Batalla

Otros anuncios de Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona, Vic